SHARJAH, EAU, May 25, 2017 /PRNewswire/ —

– Bee’ah y Masdar lanzan una sociedad conjunta para desarrollar la primera planta de conversión de residuos en energía en la región de Oriente Medio    

  • Emirates Waste to Energy Company tratará 300.000 toneladas de residuos sólidos municipales (MSW) con su primera planta.

Bee’ah, la compañía de gestión medioambiental líder del país, y Masdar, la compañía de energía renovable de Abu Dhabi, han establecido oficialmente la sociedad conjunta Emirates Waste to Energy Company (EWEC) para desarrollar plantas de conversión de residuos en energía en la región de Oriente Medio, según se anunció hoy.  

     (Photo: http://mma.prnewswire.com/media/516341/Bee_ah_and_Masdar_Joint_venture.jpg )

     (Photo: http://mma.prnewswire.com/media/516340/Landmark_waste_to_energy_plant.jpg )

En línea con la visión de Su Alteza Sheikh Dr. Sultan bin Muhammad Al Qasimi, miembro del Consejo Supremo y mandatario de Sharjah, en cuanto a los retos medioambientales y las formas de mantener un entorno sin contaminación, el primer proyecto será la Sharjah Multi-Fuel Waste-to-Energy Facility. La planta será la primera en la región y tratará, dentro de su primera fase, más de 300.000 toneladas de residuos sólidos municipales (MSW) cada año y tiene una capacidad eléctrica de unos 30 megavatios (MW).

Bee’ah estableció el ambicioso objetivo para Sharjah de lograr cero residuos cuando la compañía se creó en 2007. Actualmente, el emirato desvía un 70 % de sus residuos fuera del vertedero. Con la finalización de esta nueva planta, Sharjah se convertirá pronto en la primera ciudad en Oriente Medio en lograr el objetivo del 100% de desviación de residuos de vertedero.  

Bee’ah y Masdar dijeron que el primer proyecto de EWEC aprovechará las fuerzas de ambas compañías para liderar el camino para las plantas de conversión de residuos en energía en los EAU y en la región, ofreciendo soluciones comerciales para cubrir el reto de desecho de residuos sólidos y la creciente demanda de energía limpia.

Salim Al Owais, presidente de Bee’ah, dijo: «Mientras anunciamos esta planta de vanguardia, no es exagerado decir que este es un día histórico, no solo para Bee’ah y Masdar, sino para el conjunto de los EAU. Junto con nuestro socio estratégico Masdar, hemos establecido el ambicioso objetivo de hacer de los EAU el faro para las mejores prácticas medioambientales en Oriente Medio. También pretendemos ser un ejemplo para el mundo de cómo un país que tradicionalmente ha dependido mucho de los combustibles fósiles pueden adoptar el cambio y convertirse en un líder en tecnología verde, a través de la visión, determinación y duro trabajo».

Los comentarios de Al Owais fueron repetidos por Mohamed Jameel Al Ramahi, consejero delegado de Masdar.

«Masdar cree firmemente en la colaboración con la industria como la forma más efectiva de avanzar el despliegue de tecnologías comercialmente viables, apoyando los objetivos de los EAU de desarrollo económico sostenible. Nuestra alianza con Bee’ah se anunció primero durante la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dhabi 2016, y me da un gran placer hoy ver que la declaración de intenciones se está traduciendo al lanzamiento oficial de nuestra sociedad conjunta Emirates Waste to Energy Company.

Cuando salga online, la nueva planta de la sociedad conjunta en Sharjah podrá procesar 300.000 toneladas de residuos sólidos cada año que de otra forma se habrían quemado en vertederos, liberando el potencial de una fuente de energía no aprovechada. Además de recuperar materiales valiosos para el reciclaje, la nueva planta incinerará hasta 37,5 toneladas de residuos sólidos por hora, generando 30 MW de energía.  

La nueva planta de conversión de residuos a energía se ha diseñado para cumplir los estándares medioambientales más estrictos, de conformidad con las mejores técnicas disponibles de la Unión Europea, que son ampliamente reconocidas como el estándar mundial. Su construcción y la ratificación de estos acuerdos servirá para elevar el perfil de los EAU como líder mundial en sostenibilidad y tecnología verde, aprovechando las prácticas recomendadas y desplegándolas, para el beneficio de sus ciudadanos y de todo el mundo.